ESPEJOS ROTOS

Unas veces en broma y otras en serio, muy ha menudo hemos escuchado aquello de “Cuánto daño ha hecho el cine americano a la sociedad”, se refieren a que el modelo idílico con el que nos han presentado a la familia media americana, poco o nada tiene que ver con la realidad del resto del mundo o lo que es aun peor con la propia realidad americana. Romances imposibles, abuelos encantadores, hijos ejemplares, parejas dialogantes, mansiones de ensueño, sacrificios recompensados, malos castigados…  “Esta historia está basada en hechos reales”, mienten, mienten y mienten. La realidad es tramposa, agota las ilusiones de la gente y pocas muy pocas veces es justa con los más luchadores; a aquellos que se dejan la vida todos los días en el esfuerzo de conseguir sus metas les queda al menos el premio de no haber hecho trampas en el juego. Pero que hacemos con una sociedad que sobrevalora a los tramposos que exalta el juego sucio que repite aquello de “tú trabajando tanto no llegaras a rico”, ante lo cual una vez más te preguntas ¿tendrán razón.

¡Porque tú lo vales!

– ¿Y qué?, os preguntaréis… ¿qué tiene de malo? Bueno, en sí mismo, nada, pero en realidad, lo que intentan es transmitirte esa idea de que tú vales más de lo que los demás te dicen, que tu salario es más bajo de lo que cobras no porque no te merezcas nada mejor, sino por la mala suerte.

Todos nos creemos mejores de lo que somos, eso está claro. Menos en momentos de depresión, en que las tornas cambian, todos nos creemos mal pagados y mal considerados. Lo que estos anuncios nos empujan a hacer es a que rompamos las normas de la lógica comprando algo para premiarnos, ya que nosotros sabemos que lo valemos de verdad. Así que mejor que nos premiemos nosotros mismos, ya que nadie más nos premia.

Bueno, pues esto que parece una tontería, hace que en Estados Unidos la familia media tenga ahorro negativo, que en vez de ahorrar se endeude, porque se merece algo mejor de lo que recibe de la sociedad, y si no se lo dan, lo toma. Y en España he notado hace poco la aparición de cantidad de empresas de “prestamitos” de pequeñas cantidades (hasta 6.000 euros), que se anuncian en TV, para que te des ese capricho… pero…. ¿quién en su sano juicio pide un “prestamito” al 25 % T.A.E. para irse de vacaciones? Al parecer, muchos…

Porque, aunque no te lo creas, ni tú ni yo nos merecemos un Ferrari; bueno sí pero con esos precios me parece que es perder el tiempo. Bueno y si a lo que aspiras es a ser presidente de los Estados Unidos empieza pronto que se te pasa el arroz.

Anuncios

Un comentario en “ESPEJOS ROTOS

  1. Pingback: ESPEJOS-ROTOS : Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s